España bate el récord de potencia instalada con más de 106 GW gracias a la nueva capacidad de renovables

El sistema eléctrico español ha batido el récord de potencia instalada en este mes de octubre y sitúa la capacidad eléctrica nacional en los 106.764 MW, superando así por primera vez la barrera de los 106 GW.

A 31 de octubre de 2019 y según los datos de Red Eléctrica, las distintas tecnologías instaladas en el sistema eléctrico tienen la siguiente capacidad:

  • Hidráulica (17.083 MW)
  • Bombeo puro (3.329 MW)
  • Nuclear (7.117 MW)
  • Carbón (9.683 MW)
  • Fuel+Gas (2.447 MW)
  • Ciclo Combinado (26.284 MW)
  • Hidroeólica (11 MW)
  • Eólica (24.691 MW)
  • Solar fotovoltaica (6.544 MW)
  • Solar térmica (2.304 MW)
  • Térmica renovable/Otras renovables (928 MW)
  • Térmica no renovable/Cogeneración (5.691 MW)
  • Residuos no renovables (490 MW)
  • Residuos renovables (160 MW)

En total, 14 tecnologías distintas tiene el mix eléctrico español, uno de los más diversificados de todo el mundo.

Con estos datos, ya se han instalado en España un total de 51.721 MW de renovables, a los que se podrían sumar los 3.329 MW de bombeo puro. Es decir, que las tecnologías limpias, incluida la nuclear, superan más de la mitad de la capacidad instalada, e irá a más en los próximos años.

El récord de los 106,7 GW de potencia instalada se ha conseguido gracias a la nueva capacidad añadida de energías renovables, sobre todo eólica y solar fotovoltaica.

En lo que va de año se han conectado al sistema más de 3.000 MW nuevos de renovables: 1.184 MW de eólica y 1.830 MW de solar fotovoltaica. También se han añadido 63 MW de otras tecnologías renovables.

Solo en el mes de octubre se han añadido 643 MW de energía eólica, más de la mitad de lo que se había conectado en los nueve primeros meses del año, y 289 MW de energía solar fotovoltaica.

A falta de solo dos meses por contabilizar, 2019 es el mejor año de instalación de renovables desde hace 11 años. Se espera que hasta el mes de diciembre se instalen más renovables y se pueda alcanzar los 5.000 MW, una cantidad que sería récord anual, pero para eso hay que esperar.

Respecto a otras tecnologías, solo se ha producido un buen movimiento en las centrales térmicas de carbón ya que se han desconectado 347 MW en lo que va de año.

Eso sí se espera que para junio de 2020 más de la mitad del parque térmico con carbón se apague definitivamente y será entonces cuando la capacidad total del sistema disminuya.

Fuente: el periódico de la energía