El Gobierno Vasco destina 9 millones a proyectos de eficiencia energética y a renovables

Los programas de ayuda que el Ente Vasco de la Energía, la agencia energética del Gobierno Vasco, pone en marcha anualmente para impulsar proyectos de uso racional de la energía y el aprovechamiento de fuentes energéticas renovables entran en vigor en mayo con un presupuesto total de 9,45 millones de euros. Este programa de ayuda destinará 1,7 millones de euros para desarrollar, desde el ámbito local, la renovación y mejoras en el alumbrado público.

Estos programas corresponden a la promoción de la eficiencia energética en sectores consumidores a través de medidas que pretenden potenciar un uso racional de la energía en el sector Industrial, Terciario y de la Administración Pública Local, donde también se prevén ayudas para implantar fuentes renovables. En este sentido, los programas de promoción de nuevas instalaciones de energías renovables apoyarán los aprovechamientos de la geotermia y de producción eléctrica, todo ello en sintonía con los objetivos de ahorro energético y uso de renovables establecidos en la Estrategia Energética de Euskadi del Gobierno Vasco al año 2030, que tienen como fin la transición hacia un nuevo modelo energético cada vez más sostenible. Estas medidas tienen una dotación conjunta de 6,65M€. Estos programas se han publicado el 13 de mayo del 2019  en el BOPV y entrarán en vigor desde el 14 de mayo.

Además, el día 21 de mayo entrarán en vigor las medidas adicionales destinadas al apoyo de proyectos de mejora de la eficiencia energética en Polígonos Industriales dotadas con un presupuesto de 1,5 M€, y las destinadas al apoyo de tecnologías renovables marinas con 500.000€ y de la biomasa con 800.000€.

Todas estas medidas se suman a las abiertas el pasado mes de marzo para la mejora energética del transporte que en conjunto suman otros 8,3 millones de euros, 6,2 millones pertenecientes al Plan Renove de Vehículos y al programa de Transporte y Movilidad Eficiente del EVE y 2,1 millones correspondientes al plan MOVES Estatal que también gestiona el Ente Vasco de la Energía.  En total, una suma presupuestaria de 17,7M€ gestionados en 2019 en subvenciones para la mejora energética.

Programas de uso racional de la energía

Incluye actuaciones en eficiencia energética así como la implantación de instalaciones de aprovechamiento de energía solar térmica en el sector Industrial, Terciario y de la Administración Pública Local, de forma que aporten un importante grado de ahorro en el consumo de energía y, por tanto, reduzcan la factura por este concepto. En total, estos programas destinarán 4,7 M€a este fin, para apoyar más de 400 proyectos que requerirán inversiones estimadas en más de 113 millones de euros y que aportarán un ahorro de 16.500 tep/año (toneladas equivalentes de petróleo), equivalente al 0,3% de la energía consumida en Euskadi en un año.

El desglose de este programa por sectores es el siguiente:

  • La eficiencia energética en la industria juega un importante rol ya que contribuye al mantenimiento de las cotas de competitividad necesarias para una industria como la vasca, que opera en mercados internacionales muy cambiantes. Las actuaciones susceptibles de recibir ayuda incluyen, entre otras, la renovación y mejoras de instalaciones de proceso industrial, la renovación y mejoras en instalaciones auxiliares, sistemas de gestión y digitalización de procesos, climatización, instalaciones de cogeneración, así como la realización de auditorías energéticas. Además, también recibirán ayuda aquellas industrias que implanten sistemas de generación solar térmica y que realicen mejoras en la iluminación, tanto interior como exterior. Las ayudas a la industria tendrán un presupuesto de 1 M€con el que se prevé el apoyo de unos 100 proyectos con inversiones inducidas superiores a los 38 M€, y aportarán 12.000 tep/año de ahorro.
  • El sector terciario tiene un amplio margen para aplicar mejoras en materia de eficiencia energética y minimizar el impacto que la factura de la energía tiene en su cuenta de resultados. Las actuaciones incluidas dentro del programa de subvención abarcan la renovación y mejora de las instalaciones de climatización y producción de agua caliente, la mejora de la iluminación interior y exterior, la instalación de sistemas de cogeneración así como de sistemas de gestión de la energía en aquellas empresas con cargas energéticas destacadas. Este sector cuenta con una dotación de 2.000.000 €y contribuirá a impulsar inversiones de 45 millones de euros a través de cerca de 200 proyectos. Se estima un ahorro energético de 2.900 tep/año.
  • El sector público municipal ha sido tradicionalmente un tractor de proyectos en materia de mejora energética e implantación de fuentes energéticas alternativas. Este programa de ayuda destinará 1,7 millones de eurospara desarrollar, desde el ámbito local, la renovación y mejoras en el alumbrado público, las mejoras en las instalaciones de climatización y producción de agua caliente, la implantación de instalaciones de cogeneración, la implementación de sistema de gestión energética, la realización de auditorías y planes energéticos municipales. Para ello, los municipios dispondrán de 1,7 M€ en subvenciones que inducirán inversiones de aproximadamente 30 millones de euros a través de más de 150 proyectos.

Impulso de instalaciones renovables

El programa de ayudas para el apoyo a nuevas instalaciones renovables en Euskadi está dirigido a apoyar instalaciones con tecnología de aprovechamiento de la geotermia, así como la producción eléctrica renovable. Estas ayudas están disponibles para todos los sectores, así como para toda la ciudadanía en general. Cuentan con una dotación conjunta de 2.750.000€ (de los cuales 800.000€ destinados a la biomasa que dará inicio el 21 de mayo) con los que se espera contribuir a la implantación de 200 instalaciones con una potencia térmica cercana a los 20 MW y 4 MW de potencia eléctrica.

Por tecnología subvencionable, el programa de ayudas tiene el siguiente desglose:

  • Biomasa. La tecnología de aprovechamiento de la energía de la biomasa está ampliamente implantada en el mercado y es competitiva. Las instalaciones objeto de subvención incluyen aquellas producción de calor tanto de 20 a 70 kW como las mayores de 70 kW. También se subvencionarán los generadores de calor para la producción de aire caliente y nuevas conexiones a district-heating existentes. Este programa contará con un presupuesto de 800.000 €, con los que se espera apoyar la implantación de 30 instalaciones con una potencia conjunta cercana a los 18MW.
  • Geotermia. Las instalaciones de aprovechamiento térmico (calefacción, agua caliente) de la energía geotérmica tienen una elevada eficiencia energética. Se incluyen ayudas a equipos de geotermia, así como conexiones a district-heating existentes mediante una dotación de 850.000€. Con ello se prevé aumentar en unas 30 instalaciones de unos 4 MW el parque geotérmico de Euskadi.
  • Electricidad renovable. En materia de producción eléctrica renovable serán susceptibles de recibir ayuda aquellas instalaciones para el aprovechamiento de la energía solar fotovoltaica, las instalaciones eólicas y las minihidráulicas. Se espera que entren en funcionamiento cerca de 150 instalaciones con una potencia instalada conjunta de aproximadamente 4 MW. La dotación es de 1.100.000€.

Fuente: Enertic

El PNIEC de Teresa Ribera, el más ambicioso de toda la UE

El único país europeo que aprueba su borrador de PNIEC es España y se sitúa en la cabeza de la ambición de objetivos respecto a sus vecinos. Así de contundente ha sido el informe “Planing for Net Zero” presentado por European Climate Foundation, donde se hace una comparativa de los 28 Planes de Energía y Clima de todos los países miembros de la Unión Europea. Le siguen, pero a gran distancia, Francia, Grecia y Suecia.

En general, la sensación es bastante desoladora. “Quiero destacar lo mal que lo han hecho en general, varían trágicamente en su longitud, desde las 90 páginas de unos hasta las 300 de otros, en los temas a tratar y en el detalle”, ha señalado David López Morales, Associate, Energy Systems and Governance en European Climate Foundation, “y mientras esperamos que la Regulación de Gobernanza examine a los países miembros y les diga cómo están haciendo sus deberes en materia energética, nosotros hemos hecho nuestros propios análisis”.

Los problemas más recurrentes incluyen: planes limitados para la eliminación gradual del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles, pocas indicaciones sobre las inversiones necesarias, un uso excesivo de biomasa insostenible, una consulta pública inadecuada, y la carencia de una intención clara de llevar a cero emisiones en 2050.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Hay que reconocer que los PNIECs son un reto sin precedentes, lo que se ha hecho en Europa no tiene comparación en ninguna otra parte del mundo, además de que se va a poner en marcha en un tiempo récord”, añade López Morales.

Lo que más ha sorprendido del informe es que el borrador del PNIEC de Grecia haya conseguido el tercer puesto del ranking, por delante de Suecia o de otros países centroeuropeos. “Grecia involucró a la ciudadanía y además ha desarrollado con mucho detalle las políticas que va a desarrollar, pero con unos objetivos muy bajos. Su política, su plan, está en línea de asegurarse que la temperatura media del planeta no solo suba de 1,5ºC, máximo advertido por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, sino que subiría por encima de los 3ºC”, explica el experto, “pero como el informe no solo mide los objetivos sino el ambición, el detalle, la calidad de sus propuestas, pues en cierto modo ha sabido sortear nuestros filtros y colocarse en tan buen puesto”.

El informe ofrece un análisis cualitativo de los 28 borradores de PNIEC y los evalúa según la adecuación de sus objetivos nacionales (en un contexto Neto Cero), la integridad y el detalle de las descripciones de las políticas, y la calidad e inclusividad del proceso de redacción. No evalúa la efectividad probable de las políticas presentadas.

España, líder en casi todo

En general, los borradores de PNIEC obtuvieron un promedio de 7.1 puntos de una puntuación máxima de 45, es decir, solo llegan al 15,8% de los objetivos deseados por European Climate Foundation. Pero esa media se calculó con una amplia gama de puntuaciones, que van desde España con el más alto con 21.1 (47%) hasta Polonia con solo 1.7 puntos (4%).

En la dimensión de reducción de gases de efecto invernadero, solo tres países tienen objetivos por encima del nivel de cumplimiento. Suecia y Luxemburgo tienen los objetivos absolutos más altos con un -50% de recortes de GEI y España, con objetivo de -38%. Todos los demás países limitan su ambición al requisito legal.

En los objetivos para las renovables de nuevo no se alcanza la ambición requerida. Estonia, Dinamarca, España y Croacia son los únicos que alcanzan más de la mitad de la puntuación total, aunque el informe muestra su preocupación sobre el uso de la biomasa en algunos de los países que preven objetivos más altos porque la consideran sostenible.

Objetivos climáticos 

España, junto con Luxemburgo y Suecia, son los únicos países que han establecido una ambición más alta de la mínima, aunque ninguno de ellos proporciona un objetivo para 2030 en línea con el rango de “Emisiones netas netas para 2050” que se definió para esta evaluación.

Inversión y políticas creíbles

España también se coloca entre los países que cumplen esta condición, junto a Grecia, Finlandia, Francia e Irlanda. La mayoría de los Estados miembros solo ofrecen descripciones vagas e incompletas de políticas para favorecer la financiación y la inversión. De hecho, esos pocos han proporcionado un conjunto de políticas y medidas coherentes y creíbles, acompañadas de análisis de impacto de políticas, que son necesarios para ganar la confianza de los inversores y beneficiarse de un menor coste de capital para la financiación de la infraestructura renovable.

Participación ciudadana

En esta tercera pata de la comparativa del informe, España ya no aparece. Según European Climate Foundation, la participación de los interesados es esencial para avanzar en la participación de la sociedad para la transición y para capturar la gran cantidad de información disponible. Y el compromiso con los actores nacionales en los proyectos de planes ha sido insuficiente hasta ahora, aunque en muchos casos hay promesas de mejorar eso entre el proyecto y el plan final. Al igual que con las otras dos dimensiones que este informe evalúa, los proyectos de planes muestran una gama completa de puntajes, pero se pueden encontrar buenas prácticas en Estonia, Irlanda, Grecia y Letonia, por ejemplo.

“La planificación del futuro que queremos empieza hoy. Los planes climáticos nacionales son una oportunidad para pensar en los países que queremos tener en los próximos 10, 20 y 30 años. Los países de la UE pueden decidir arriesgarse a perder una década de inacción climática o asegurar que las inversiones y políticas adecuadas estén en marcha para cosechar los beneficios económicos y sociales de una transición a una sociedad con emisiones netas cero”, dice Laurence Tubiana, CEO de la European Climate Foundation.

“Nuestro trabajo muestra que los Estados miembros de la UE claramente no están en línea con la trayectoria de Net Zero 2050 ni con ninguno de los hallazgos científicos del Informe 1.5C del IPCC. Con algunas excepciones notables, también muestran poca ambición y concreción a la hora de alcanzar sus objetivos en materia de energías renovables y eficiencia energética, y se quedan cortos a la hora de apoyar adecuadamente la transición climática y energética que se requiere en Europa”, añade Julien Pestiaux, uno de los autores del estudio.

En conclusión, si bien los borradores de los PNIECS muestran los comienzos de los próximos pasos hacia la acción climática para 2030, aún no son mapas completos y no cumplen con el espíritu del Acuerdo de París. Sin embargo, con el nivel adecuado de apoyo, orientación y aprendizaje, los Estados miembros europeos tienen la oportunidad de mostrar su compromiso con el objetivo Net Zero para el año 2050 y mostrar al resto del mundo el camino hacia un futuro de emisiones neutras.

Fuente: El Periódico de la Energía

Ayudas para proyectos de Eficiencia Energética en Empresas del Sector Industrial

El Real Decreto 263/2019 del 12 de Abril regula las ayudas para actuaciones en eficiencia energética en PYMEs y Grandes empresas del sector industrial con origen en los fondos FEDER.

Siendo esta la tercera edición de este tipo de ayudas que coordinará el IDAE y con un total de 307 millones de euros, supone un empuje en la dirección del cumplimiento de los objetivos 2020 pese que España siga alejada de los objetivos buscados.

Las ayudas serán gestionadas por las comunidades autónomas, que deberán sacar las distintas convocatorias en un plazo de entre dos y cuatro meses después de la publicación de este RD.

Los objetivos de estas ayudas serán la implantación de medidas que disminuyan el consumo final de energía en las empresas, de forma que quedan exentas las instalaciones de energías renovables. Además, de manera general (con particularidades en función de los territorios donde se apliquen*) se subvencionarán proporciones máximas de un 30% de las inversiones en el caso de grandes empresas, 40% para el caso de medianas empresas y 50% para pequeñas empresas.

También estarán incluidas en el marco de estas ayudas la implantación de sistemas de gestión energética que garanticen un coste máximo de 14.501 €/teq ahorrado lo cual supone una ventaja competitiva para e-Value de Balantia que supone costes mucho más bajos.

Las cuantías máximas del programa por CC.AA. serán las siguientes:

Comunidad/Ciudad AutónomaPresupuesto–Euros
Andalucía.73.778.059,68
Aragón.10.562.941,35
Asturias, Principado de.4.779.747,67
Balears, Illes.1.602.277,30
Canarias.2.580.302,51
Cantabria.4.105.555,15
Castilla y León.32.362.793,24
Castilla-La Mancha.9.930.916,48
Cataluña.49.493.353,71
Comunitat Valenciana.31.191.038,12
Extremadura.2.032.533,55
Galicia.16.629.395,16
Madrid, Comunidad de.23.730.319,46
Murcia, Región de.21.850.472,58
Navarra, Comunidad Foral de.4.688.201,42
País Vasco.15.321.804,01
Rioja, La.2.865.733,89
Ceuta.74.665,11
Melilla.64.795,60
Total.307.644.906,00

   

*Para las CC.AA. de Galicia, Castilla la Mancha, Andalucía y las provincias de Soria y Teruel se aplicarán subvenciones con proporciones máximas de 35%, 45% y 55% en función de que sean grandes, medianas y pequeñas empresas respectivamente. Para el caso de Extremadura y Canarias los porcentajes serán de 45%, 55% y 65%.