Smart Destinations: el turismo digital

Disrupción en el nuevo modelo turístico del siglo XXI

Antonio López de Ávila

Director of Corporate Relations EMEA-APAC at IE University

La llegada de la Era Digital es una realidad incuestionable. Ya nadie duda de que estamos inmersos en una profunda transformación digital de nuestro entorno que están cambiando la manera de gestionar nuestras empresas, de relacionarnos entre nosotros y con las máquinas, cambiando nuestras rutinas y afectando directamente en nuestra forma de vivir la vida.

La innovación, disruptiva en muchas ocasiones, ha posibilitado crear nuevos modelos de negocio que responden a las expectativas y necesidades del nuevo ciudadano digital y, cómo no, del nuevo viajero digital.

El Turismo, al que se ha tachado tradicionalmente de poco innovador, ha sido pionero en el uso de tecnología, ha innovado en modelos de negocio (transporte, alojamiento, restauración) y se ha adaptado a los cambios de la sociedad antes que otros muchos sectores.  Tanto desde la oferta como desde la demanda. La innovación y la tecnología han cambiado las reglas del juego.

Especialmente, en los últimos años las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) han revolucionado la forma de planificar y reservar los viajes, pero también la forma de disfrutarlos y compartirlos. Consultar Internet antes de realizar un viaje, descargar alguna aplicación móvil que permita conocer mejor el destino y mejorar la experiencia, “tuitear”, publicar en Facebook o Instagram fotos e impresiones del viaje…

Ha nacido un nuevo turista digital más independiente, exigente, multicanal, que espera un servicio personalizado y necesita poder estar conectado de forma permanente. Ahora es el turista quien manda (búsqueda y elección de viajes, selección de productos y servicios, hiper segmentación, auto planificación de viaje, comunicación y valoración de la experiencia, etc.) y la oferta es la que se debe adaptar a un cliente que exige información veraz y contrastada, la mejor relación calidad-precio, experiencias auténticas y destinos que ofrezcan una oferta turística diferencial.

En este nuevo ecosistema, emergen nuevos modelos de negocio que exploran todas las posibilidades de la tecnología. Surgen innovaciones desde la oferta en procesos de compra, de venta, de gestión interna, de comunicación, de gestión de la disponibilidad, intermediación, etc. Surgen nuevos modelos de negocio, disruptivos, apalancados en cambios de tendencias y movimientos sociales, que facilitan la venta, el intercambio, el compartir entre iguales (“Peer2Peer”)… La lista es casi infinita y cada día aparecen nuevas empresas que se copian, se hibridan o se reinventan.

Por ello, empresas y gestores de los destinos han debido evolucionar para poder dar respuesta a estos nuevos requerimientos en todo el ciclo del viaje (antes, durante y después). Se está imponiendo una renovación integral en los destinos que no repita o modifique viejos patrones. Estamos asistiendo a la creación del nuevo modelo turístico del siglo XXI, el Destino Turístico Inteligente, cuyo objetivo final es que la actividad turística sea sostenible a largo plazo económica, socio-cultural y medioambientalmente.

Los Destinos Turísticos Inteligentes se fundamentan en la Sostenibilidad y Accesibilidad con dos ejes transversales, que son la Innovación y la Tecnología. En 2012 España fue un país pionero en su conceptualización e implementación de la mano de la sociedad estatal SEGITTUR y también ha sido el primero en publicar una norma (UNE178501) sobre la Gestión de los Destinos Turísticos Inteligentes. Norma que está siendo usada como base para la futura ISO y que también se analiza en foros de la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones), dejando constancia de la importancia de tener en cuenta las infraestructuras digitales en un entorno global donde se prevén 1.800 millones de viajes internacionales en la frontera del año 2030.

El eje de la tecnología, aplicado de manera intensiva y transversal para controlar y medir multitud de indicadores de sostenibilidad (social, cultural, económica y medioambiental) o avances en accesibilidad, supone en sí mismo una gran innovación. Su inclusión en la definición e implementación del nuevo modelo turístico del siglo XXI ha hecho que aparezcan nuevos actores dentro de la actividad turística que son tan importantes como los tradicionales. Actores que ahora aportan la sensorización del territorio, transmisión WIFI/WIMAX de datos, generación de sistemas de inteligencia para la gestión del Big Data, herramientas de Business Intelligence para hacer el análisis de los datos de manera eficiente y útil tanto por los destinos como por las empresas, desarrollos de energías limpias y de economía circular para asegurar la sostenibilidad energética y medioambiental del sector, medición del gasto de energía y agua en las instalaciones turísticas, etc.

Tendremos un modelo sostenible en la medida de que seamos capaces de medir nuestras acciones y comprobar, en tiempo real, si vamos o no por el buen camino. Y España puede y debe situarse a la cabeza del desarrollo tecnológico y de la innovación en turismo como vector de transformación continua del sector, incrementando su competitividad y rentabilidad, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

IDAE otorga ayudas para proyectos de desarrollo sostenible

El IDAE otorgará hasta 336 millones de euros a entidades locales para proyectos que favorezcan el desarrollo sostenible

El pasado día 17 de junio se publicó en el BOE el RD 616/2017, por el que se regula la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible (POCS) 2014-2020. La norma permitirá destinar 336 millones de euros a proyectos relacionados con la eficiencia energética para municipios con menos de 20.000 habitantes. Estos fondos serán articulados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el cual se encarga de gestionar los más de 2.000 millones de Euros en ayudas FEDER relativas al objetivo de economía baja en carbono del POCS.

Este programa establece una serie de ejes y estrategias encaminados a la potenciación del desarrollo sostenible equilibrado. Para ello presenta una serie de objetivos específicos relacionados con la rehabilitación energética de infraestructuras públicas (edificios, alumbrado…), la movilidad urbana sostenible y las energías renovables. Los proyectos a presentar por las Entidades Locales deberán responder a estos objetivos para poder optar a estas subvenciones, las cuales se otorgarán por orden de llegada al IDAE hasta el agotamiento de los fondos y podrán llegar a ser de hasta el 80% del valor de la inversión dependiendo de la comunidad autónoma.

Desde el día 19 de julio es posible subir las memorias técnicas de proyectos en la herramienta online que el IDAE ha habilitado en su portal web. Los proyectos presentados en las memorias deberán tener un valor de inversión total elegible superior a los 50.000 € y no podrán sobrepasar con carácter general el 1.000.000 €. En el caso de que los proyectos a ejecutar guardan relación con el aprovechamiento de la energía solar, geotermia, biomasa, district heating o biogás, la inversión máxima ascendería a los 4.000.000 € por memoria; si bien cada entidad local podrá presentar cuantas memorias crea oportunas hasta la consecución de un valor acumulado de inversión elegible entre todos los proyectos de 5.000.000 €.

Tras la obtención de las subvenciones, las entidades deberán licitar los proyectos bajo el formato que decidan (Obra y servicio, ESE, Renting Operativo con opción a compra…), debiendo adelantar ellas las facturas emitidas por la empresa adjudicataria y posteriormente solicitar la devolución de las partes subvencionables, si bien el IDAE podrá adelantar en algunos casos hasta el 40% del valor total de la inversión elegible al ayuntamiento. En el caso de que el proyecto se quiera licitar bajo formato ESE (5 Ps), la entidad deberá tener en cuenta que la duración de los contratos no podrá superar la fecha de 31 de diciembre de 2022, momento antes del cual todas las inversiones objeto del proyecto deberán ser propiedad del licitador.

BALANTIA presta apoyo a las Entidades Locales de los municipios menores de 20.000 habitantes en desarrollar e implementar aquellos programas de Ahorro y Eficiencia Energética que puedan ser objeto de la subvención. Para acompañar en el proceso, se pone a disposición de los ayuntamientos y diputaciones un conjunto de profesionales que se encargan de asesorar y acompañar a estos en todo el proceso, hasta finalizar con éxito la captación de los fondos y, lo que es más importante, implementar, desarrollar y ejecutar el mejor proyecto para los municipios.